Cuando Flirtear con amigas se vuelve un juego interminable

flirtear

Nunca sabes lo que puede pasar por eso tal vez no esté tan mal flirtear con algunas amigas, es quizá también una forma de tantear si alguna quiere o no quiere, si quiere sigues adelante hasta donde ella te lo permita si no quiere lo mejor es darte cuenta antes de que te equivoques y pases un mal momento.

Pero si lo que quieres es despertar interés en alguna de ellas puedes acudir a varios métodos, tal vez funcione que muestres interés en ella, que lo note y luego das un giro radical como si más que interesado la rechazaras, de esa forma conseguirás desconcertarla, trátalas como si fueran tus hermanas, pícalas, hazlas reír, verás que les encantará esa situación y estarás con todas al mismo tiempo y serás la envidia de aquellos que se les acercarán sin conseguir nada a cambio.

Flirtear con amigas no es que sea malo pero se convierte en algo incómodo si ya tienes una pareja o si hay alguien que está interesado para una relación con una de ellas. A tu pareja le costará acostumbrarse a que tonteas con algunas amigas. Se lo tendrás que explicar para que sepa que son tus amigas y no hay nada entre tú y ellas aunque a veces todo no hace más que indicar que sí hay o que hubo pero es algo de lo que nadie habla.

Es difícil de entender que haya gente a la que el flirteo no le deje de atraer. Y es que es una especie de juego de seducción permanente entre amigos y amigas y donde hay intereses poco explícitos tal vez o que se expresan de una forma poco clara y que en el fondo representan ese deseo de querer estar al lado de uno por un tiempo determinado.

Sin embargo no deja de ser una ventana abierta a otras posibilidades y es una buena forma de saber si puedes ir más allá cuando tratas con una amiga, aunque también puedes hacer del flirteo una forma de comunicación constante, una manera de estar en el mundo lo que a veces también se malinterpreta pues se piensa que todas las personas que flirtean lo hacen con una finalidad sexual cuando ocurre a veces que es todo lo contrario. A veces es una manera de ganarte el cariño y el aprecio de la otra persona, la necesidad de despertar un grado mayor de confianza y no por eso se debe pensar que quieras ir más allá.

Tener novia y seguir flirteando con algunas amigas es una forma de estar en el mundo. Una manera de sentirte libre. Dependerá también del grado de confianza que tengas con tu pareja si la tienes, para que quede claro desde un principio que estás conversando con tus amigas aunque la palabra correcta sea flirtear.

No lo tomes a mal muchos y muchas flirteamos a veces sin darnos cuenta. A veces porque estimamos a las personas y en otras ocasiones porque tenemos un interés que irá despertando en la medida de la otra parte también despierte, entonces pasará a llamarse de otra manera.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *