El sexo dura pero con el tiempo se termina

sexo por internet

Cuando tenemos una pareja; cuando damos por iniciada la relación queremos sexo todo el tiempo. No hay nada mejor que el placer que ella nos ofrece. Es hermosa además. Nos encanta verla desnuda, tocarla, penetrarla. Todo el mundo gira alrededor de su vagina, de su clítoris, de sus pechos rozados. De su culo en pompa y lampiño. Queremos navegar dentro de ella todo el tiempo. Nos sentimos privilegiados.

Pero en materia sexual las cosas tienden a cambiar con el tiempo. Con los años llega un momento que por más buena que esté nuestra mujer, pese a que vemos como la desean con los ojos en la calle, ya no nos causa el mismo placer de antes. La seguimos viendo atractiva, la seguimos viendo bella, nos complace saber que otro se la quisiera tirar. Nos tiramos a buscar otra relación con la que satisfacer nuestro apetito sexual, y nos vamos a páginas de citas como: https://www.websdecontactos.net/encuentroadulto/

A veces es posible recuperar esa llama y como dice la canción “se nos rompió el amor, ay de tantos años, de tanto abrazo loco sin medida” Y es que eso pasa en ocasiones, y sobre todo cuando exprimimos la atracción física al máximo.

El amor se rompe. Es verdad. Se cae. Se marchita. Y, si ya no queda aliento para el sexo, con mucha mayor razón. El amor desaparece más rápido. Se va a formar parte de corazones que le traten bien.

Pero qué se puede hacer si a pesar de todo se siente algo fuerte por esa persona. Lamentamos que ella tampoco lo esté pasando bien, porque bien sabemos que esto que se llama agotamiento. A ella también le está pasando. No quiere decir que nos rechace o nosotros la rechacemos. La relación está y es fuerte y por eso quizá ha durado lo que duró, pero llegados a este punto y sintiendo que existe la confianza y que al mismo tiempo es mutua, convendrá desde luego hablar de lo que está pasando.

Y es que son muchas las parejas que tras años intensos de sentimiento y pasión llega un momento en que se tienen que enfrentar a la ruptura. Duele pensarlo pero es así.

Ahora bien, si todavía resta algo que no ha terminado de apagarse puede florecer una pequeña llama de sexo, lo más probable es que surja nuevamente la conversación pero puede darse el caso de que al poco tiempo se apague nuevamente. Y es que si no sabemos entender los pasos por los que atraviesa nuestra relación no podremos hacerla que dure más.

Ambas partes tendréis que sentaros y decir qué es lo que queréis y si eso será sincero y beneficioso para la pareja. Si habláis con sinceridad quizá vuestro amor pueda pasar a otra dimensión pero si no lográis establecer un vínculo nuevo quizá ya no queda nada más que deciros adiós.

La separación viene bien en algunos casos. Hay quienes banalizan el tema y aseguran que se trata de un mal negocio, pero no hay nada peor que vivir con alguien a quien ya no se ama y con quien hacer el amor ha perdido emoción.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *